¿Por qué el "Pacto por la Paz y la Nueva Constitución" destruye el movimiento?

[Originalmente publicado en Actualidad Chilena, 15 de noviembre de 2019]

Anoche a la luz de ténues lámparas en cuatro paredes, gran parte del espectro de partidos políticos se reunieron para hacer un gran “pacto por la paz”, un acuerdo de cúpulas políticas que busca de una u otra forma dar rienda a las demandas sociales que nos hemos manifestado por largas semanas en las calles, a costa de sangre, desapariciones, torturas y violaciones de nuestros compatriotas. La segunda intención es, claramente (así lo señaló Desbordes de manera indirecta) desactivar las movilizaciones y volver a tomar el ritmo regular de la vida, que está bastante cerca de decir La normalidad.

En esta breve columna damos 6 razones de por qué el “Pacto por la Paz y la nueva constitución” es simplemente una cocina más compleja a medida de los partidos políticos y no de la ciudanía. Esto contempla tanto las dimensiones del poder político contra el movimiento social, así como de la ejecución misma de creación de nueva constitución.

1) Desde un “todos contra Piñera y los politicxs” al “contra nosotros mismos”.

La Concertación siempre usó muy bien esta estrategia, y que corresponde a proponer el mínimo posible para que el movimiento que lo recepciona no lo acepte completamente ni tampoco lo rechace. Eso genera una ola de discusiones a la interna, que hace que el problema ahora esté incubado dentro del movimiento y no afuera. Ahora nuestro problema es “aceptamos o no aceptamos?”, lo que conlleva inevitablemente a una merma importante de masividad en las siguientes movilizaciones.

Da escalofríos como medios como interferencia.cl o EL Mostrador ya relatan esto como un triunfo, lo que hace pensar al ciudadano común que debería conformarse. Y esto no tiene por qué ser así.

2)Justifica la próxima represión

Un poco ligada a la anterior, como “los partidos políticos y el gobierno ya hicieron su máximo, le dieron lo que la ciudadanía quiere, ahora debes callarte, volver a la normalidad y seguir siendo testigo de cómo nosotros movemos el procedimiento”. Este pensamiento hará que la represión ulterior sea mucho más brutal que antes, pues ahora sólo están manifestándose “Los porfiados”, “los intransigentes”, “los ultrones” que no se conforman con nada y sólo quieren caos. Casos lamentables ya se vivieron simultáneamente mientras la cocina funcionaba

3) Destruye la organización popular de los cabildos

Uno de los ejercicios ciudadanos que más llamó la atención durante este tiempo fue la realización de cabildos autoconvocados por la misma ciudadanía con respecto a distintos temas o que competía a diversas localidades. en este sentido, La ciudadanía ya estaba en un momento constituyente, compartiendo, discutiendo, deliberando de manera conjunta y horizontal. Sin embargo este acuerdo arrasa con el dinamismo de la deliberación popular, ignorándolo, sacando el peso relevante que poseía y dejándolo en el tarro de la basura.

Si se quería un mecanismo realmente democrático, era menester que la convención constituyente asegurara al menos los mecanismos para que los resultados y síntesis de cabildos fuesen considerados como referencia para las discusiones posteriores, pero diferentes partidos como Comunes o Revolución democrática o a Gabriel Boric se les olvidó la democracia de la que ellos creen ser parte.

4)No hay ninguna palabra sobre violaciones a los DDHH

Quizás uno de los puntos más delicados es que las violaciones a los Derechos Humanos nunca fue nisiquiera posible de negociar. Mientras Partidos de mucha boca y poca acción política como RD, Partido Comunes e incluso el PPD hablaban de derechos humanos y que se respetaran, quedan en el aire pues nadie fue lo suficientemente astuto para poner en la mesa de negociación una condena irrestricta a las distintas violaciones a los DDHH donde el Dictador Sebastián Piñera, Andrés Chadwick, el Min. De Defensa Alberto Espina, el Min. de Justicia y DDHH Hernán Larrain y los distintos comandantes en jefe de las fuerzas de orden deben pagar las responsabilidades políticas de esto.

Este punto no hay que perdonárselo jamás a todos quienes aceptaron firmar este pacto: Lo hicieron a costa, encima y olvidándose de todos esos vejamenes, no porque no los conozcan, sino porque no fue parte de una práctica política de condena.

5)Una asamblea constituyente sin ciudadanos

Seamos optimistas por unos segundos: gana la opción de “sí” al cambio de constitución y bajo la modalidad de “Asamblea ciudadana” que es una especie de versión light de asamblea constituyente. ¿Cómo se eligen a “Los constituyentes”? bajo votación que se realizará junto a las municipales; habrá un mar de posibilidades para votar.

El problema que esto trae es que se sabe que quienes tienen más recursos para candidatearse, más posibilidades tienen que ganar. Dicho en fácil: Nos van a cagar y las ONG’s con plata, Fundaciones como Libertad y Desarrollo, fundación Jaime Guzmán, Fundación “cuide Chile” entre otras, por el solo hecho de tener más lucas es más probable que sean elegidas. Eso corre también para los partidos de la Nueva Mayoría y el Frente Amplio.

Esto va a dejar a una muy pobre representación ciudadana dentro de la “convención constituyente” la cual es probable que reproduzca la misma representatividad que va a tenido siempre: marginal, consultiva.

Es importante señalar que todo esto habría sido resuelto si para el caso de la Convención constituyente, hubiesen puesto al menos un mínimo de personas que no militen en partidos políticos ni en fundaciones de organizaciones de ese tipo; vale decir asegurar un mínimo de gente común, que a nuestro juicio debería ser la mitad por lo bajo. Pero eso ya no se logró y el golazo se hizo.

6)Las distintas cuotas de paridad sencillamente desaparecieron

Se había hablado y destacado en la prensa que habrían distintas cuotas de participación que equilibrarían la participación: por ejemplo, que haya paridad de género en la composición, que hayan representaciones de pueblos/naciones indígenas representadas, etc. Nada de eso hay, y es probable que una de las grandes derrotas sea que los indígenas no podránestablecer las bases de un Estado Plurinacional, ya que dudamos que los demás componentes de la sociedad lo coloquen en la mesa. Esperamos que la poca gente común que podrá estar en esto hagan el gesto para discutirlo y proclamarlo.

Bonus Track: ambiguedades del documento

Si se lee con atención el documento, quedan un par de dudas a aclarar y que definitivamente no quedaron dentro. Una de ellas y la más grave es que no hay alusión directa al concepto de hacer la constitución como “hoja en blanco”. Es cierto que el punto 7 es el más parecido a eso, pero la verdad es que remite a otro procedimiento, lo que nos hace pensar que en la discusión política se re-ingresarán temas “como nuevos” que en realidad ya están en la constitución del 80. El segundo punto es que no hay una caracterización específica de quienes pueden postularse a esta convención constituyente, por lo que ponemos alarma de arreglín en ese punto a comodidad de la clase política. El último es: ¿Qué pasa si no se cumple todo en los 9 meses que se proponen? es cierto que se puede prorrogar 3 meses más pero.. ¿y si tampoco se logra? Nadie lo sabe.

Edit: Hemos visto con detención y las elecciones y su marco regulatorio es el mismo que el de Elección de Diputados, por lo cual funcionará el sistema D’hont, el cual permitió que gente con el 2% de votación sea parte del congreso igual. ¡inaceptable!

Es por esto y mucho más que creemos que este pacto es un engaño, la gente no debe confiar en esto. Hay muchos elementos que afinar y somos nosotros, los ciudadanos de pie, los que hemos puesto la vida en la calle para tener un chile que sea realmente digno. ¿Estamos cerca? ¡Sí! pero si algo hemos aprendido en décadas de movilizaciones es que siempre van a intentar cagarnos.

¡A no dormirse y movilizarse!