"Araña"(2019) o cómo los progresistas no ven el peligro de la derecha

[Originalmente publicado en Actualidad Chilena, 21 de agosto de 2019]

    [**ALERTA: Esta columna tiene una gran cantidad de Spoilers**]

Este mes se estrenó una película que ha generado bastante espectativa. Araña (2019) de Andrés Wood atrae de forma importante por sus notables películas como Machuca(2004) o Violeta se va a los cielos. En los momentos que veo la película me intrigo por ella pero al final me deja un sabor amargo. Y es que la imagen que se genera de Patria y Libertad va entre la simple patologización de sus personajes hasta en una curiosa vinculación de ellos como movimiento paramilitar con otros grupos sociales actuales que al final sólo parece aminorar un problema grave como es la derecha actual y criminaliza a otros grupos actuales.

La invención de Patria y libertad

El pasado: pre-zorrones que entrenan mapuches

Convengamos algo: nisiquiera en la Historia el grupo Patria y libertad ha sido muy estudiado. Con un par de libros con suerte, y mucha biografía y autobiografía de algunos de sus personajes, este grupo tiene una ínfima investigación en comparación a otros grupos de derecha, u otros grupos de choque como el MIR o el FPMR, por lo tanto es bastante fácil levantar una imagen de ellos sin que haya mayor contrapeso.

El patria y libertad del pasado está representado de manera pobre. siendo su anticomunismo, “defensa de la patria” y estrategias de choque una cuestión prácticamente contextual, Andrés Wood prefirió resaltar una imagen de ellos como un grupo de personas de clase alta, asiduos al alcohol y que para ellos esto es más bien un juego. Para colmo pareciera que el desarrollo de este grupo tiene como hilo conductor (incluso hasta la actualidad) en base a un triángulo amoroso entre Inés, y dos personajes que serían Roberto Thieme y Pablo Rodriguez Grez, quien luego en la actualidad se le muestra como viejo alcohólico y decadente, cuando sabemos que Grez es bastante más que eso. Y más peligroso, por cierto

Un arco argumental importante es cuando Thieme realiza una de las Fake News mas grandes realizadas en Chile: el simulacro de su muerte a través de un vuelo de “zonas marxistas” para mapearlos. Cuando Thieme llega a Argentina y debe quedarse un tiempo como clandestino, generan un grupo de entrenamiento en el cual hay… mapuches. ¡Sí! ¡Mapuches! con su vestimenta, con Makun (poncho) y Trarilonko incluido. No ha habido jamás evidencia alguna de que hayan mapuches involucrados ni en su organización, ni en ataques, ni en nada. es pura y simple invención de Wood. ¿Qué intentó decir con esto? Es que acaso buscan alguna forma retorcida de adjudicar a los grupos de resistencia mapuches una tendencia de ser paramilitares a costa de generar un nexo falso con Patria y Libertad?. se ha demostrado hasta el cansancio que en el sur, patria y libertad fue el brazo armado de los colonos, incluso de personas como Paul Schaeffer los ayudaron permanentemente en sus actividades.

Cuando aparecieron estas imágenes se me retorció la guata. Fue impresionante ver ese acto forzado y espero que en algún momento esto sea aclarado.

En síntesis, la imagen del pasado de Patria y libertad es una imagen banal, de poco desarrollo político, con posibilidades de hablar de más nexos políticos con otros grupos de derecha. En este sentido, cuando se habla de pagar a los camioneros y conductores de micro para el paro es un muy buen guiño, y habían muchos otros casos para darle más cuerpo a un grupo peligroso y que muchos ahora piensan igual que ellos sin ser particularmente paramilitares.

La imagen de Patria y Libertad Actual: La patologización de los sujetos

Como se sabe, Wood no se conforma con la parte histórica sino que hace un énfasis en los trayectos de estas personas hasta la actualidad, en elegantes traveling de cámaras mostrando las desigualdades y el empobrecimiento de Chile, junto a la inmigración la delincuencia entre otros. Luego de un impactante accion en el comienzo de la película, Gerardo Ramirez viejo (Roberto Thieme) es puesto en un hospital psiquiátrico y catalogado como enfermo, principalmente por lobby de Inés quien, en sus redes de poder, logra encerrar a Gerardo en el Hospital. En un intento bastante mecánico y poco explicado, Gerardo odia a los extranjeros, apoyado (con razón, pero vagamente) en cierta defensa de la chilenidad en una bastante esperable escena final (se hacen spoilers, pero no tanto)

En esta fase “actual” de las trayectorias de los personajes de PyL vemos que una chica joven va a visitar a Gerardo, con una curiosa apariencia de anarquista en vez de una persona nacionalista o como viste el MSP. Hablamos de una mujer con corte de pelo tipo Mohicano, muchos piercings en la oreja y nariz, ropas oscuras y apretadas y maquillaje oscuro. En realidad lo que Wood está retratando es una mujer anarquista y, en particular una mujer vestida de Punk, quien incluso otros comentaristas como Cristian Garay asumen que son Skinheads, pero no tienen absolutamente ninguna muestra de tenida de este tipo.

Es decir, así como Wood artificialmente vinculó PyL con Mapuches, en la imagen de la actualidad los vinculó con punks y anarquistas, una vinculación a todas luces falsa, criminalizadora y que devela el mismo flñascismo que tiene esta agrupación patriota.

Palabras finales: el progresismo es peligroso

Andrés wood en Araña generó una idea vaga, poco seria y liviana de lo que significó este movimiento paramilitar; además de caer en profundos errores históricos (¿intencionales?),baja el perfil de lo peligrosos que son estas agrupaciones paramilitares reduciéndolos a zorrones buenos para el alcohol, reclutan mapuches, sin convicción de sus ideales que luego se vuelven locos. La verdad es que PyL es más que eso, estaban bastante conscientes de lo que hacían, tienen una serie de redes nacionales e internacionales que los ayudaron y protegieron en los cometidos de sus actos terroristas, Roberto Thieme no está en un manicomio: está vivo, consciente, bastante cuerdo y da entrevistas, teniendo por desgracia un discurso quizás hasta más sensatos de algunos supuestos izquierdistas.

No ver lo peligroso del enemigo es el primer paso para perder contra él

araña screenshot